Latinoamérica: Liquidaciones por inversores provocan temores de contagio

Latinoamérica: Liquidaciones por inversores provocan temores de contagio

En Latinoamérica, el contagio nuevamente amenaza a los mercados emergentes. Esta vez no se debe principalmente a un acontecimiento del mercado financiero. Sin embargo, se ha extendido por medio de múltiples demandas callejeras en América Latina que han intimidado a los inversionistas.

Brasil fue el inicio del problema, cuando el 6 de noviembre la esperada subasta de depósitos de petróleo acabó en un fracaso. Algunos inversionistas aprovecharon la ocasión para vender el real brasileño, debido a un incremento en la aversión respecto al riesgo provocado por la debilidad en los mercados emergentes. El real cayó 2.2% de su valor en dólares aquella jornada.

Una crisis mayor estaba surgiendo. En Chile, las protestas callejeras aumentaban desde las últimas semanas de octubre. En Bolivia, crecía un alzamiento popular. Disturbios sociales y políticos en Ecuador, Perú, Brasil y América Central se sumaban a la situación.

En la segunda semana de noviembre, aumentó el fenómeno. En Chile las protestas aumentaron en violencia. El 11 de noviembre, Evo Morales, renunció tras casi 14 años. Los pesos colombianos, mexicanos y chilenos sufrieron una brusca caída, por su parte, el real brasileño aceleró su baja.

Los estallidos sociales despertaron en toda la región. Su irrupción tomó por sorpresa a inversionistas y políticos. Los disturbios de Chile se extendieron a Colombia, donde casi medio millón de personas acudieron a las calles para reclamar por múltiples exigencias socioeconómicas.

Siobhan Morden de Amherst Pierpont Securities, quien ha seguido de cerca y por mucho tiempo los mercados en América Latina, aseguró que cada país tenía sus propios problemas. Sin embargo, añadió que las protestas estaban “presionando mucho a los políticos para que se enfocaran en la conciencia pública sobre los resultados de la austeridad y la necesidad de justicia social”.

Según Alberto Ramos de Goldman Sachs, las protestas tendrán implicancias para los mercados de toda la región: “El contagio aumenta las primas de riesgo, lo cual genera factores adversos a la actividad conforme aumenta el costo del capital y la gente toma decisiones más cautelosas”, aseguró.

“Las poblaciones son mucho más conscientes que antes”, añadió el Sr. Ramos. “La tolerancia mundial a la desigualdad de ingresos y a los multimillonarios está disminuyendo bruscamente en todas partes”.

Diario Libre – The Financial Times Ltd

Deja tu comentario